Friday, February 02, 2007

EXCURSIÓN AL BARRANCO DE BADAJOZ

Primeramente queremos disculparnos por haber estado ausentes un tiempo, producto del cambio de ordenador y de la actualización que conlleva esta tarea, después de este alto con mucho gusto continuamos con ustedes.

Para realizar esta excursión tuvimos que buscar información, pues teníamos referencias de que allí ocurrían cosas extrañas, que han dado pie a que se tejan alrededor de este lugar, infinidad de leyendas. Este viaje sería exploratorio -en el día- sería un viaje de ida y vuelta, ya más adelante realizaríamos otro con tiempo para pernoctar en el barranco y comprobar por nosotros mismos la realidad de algunas de ellas.

Partimos el jueves 28 de septiembre de 2006 de nuestra casa a las o6:05 hs., pues la guagua salía para el municipio de Güimar a las 06:50 hs. desde la estación de Santa Cruz. Abordamos la ruta 121 de TITSA que se dirige a Güimar por Arafo. A las 07:30 hs nos bajamos en la primera parada del pueblo, de allí nos dirigimos rumbo al surtidor, una Shell que queda relativamente cerca de este lugar; donde uno de sus trabajadores nos indicó hacia donde nos teníamos que dirigir para coger la carretera vieja TF-28, rumbo a la montaña. Fuimos tomando fotos a lo largo de todo el camino.

366 nueva
Foto 1.- Fuente, poblado de Güimar

371 nueva
Foto 2.- Comienzo de la caminata

379 nueva
Foto 3.- Carretera que va a Fasnia

Cuando llegamos al Km 27 eran ya las 08:13 hs. Alrededor de este lugar se observan unos transformadores de alta tensión, continuamos unos 150 m. y vimos que justo frente a la carretera asfaltada que conduce al Barranco de Badajoz había una parada de guagua; o sea, que hasta esta entrada se puede hacer el recorrido en guagua, nosotros lo hicimos en ida y vuelta a pie.

Descansamos un poco y luego continuamos camino por una carretera, girando a la derecha de la TF-28 -de mediana pendiente- de unos 2 Km aproximadamente.

386 nueva
Foto 4.- Rumbo al barranco de
Badajoz

A la izquierda del camino se ven unas cuantas casas que cultivan la uva blanca, de la que los habitantes del lugar elaboran un vino muy bueno y muy conocido en los alrededores, también por esta zona abunda la tunera que produce el higo pico, fruto muy rico y refrescante. Junto a estas tuneras también se observa el higo lechoso, la tabaiba, el incienso, la rosa silvestre y el pino canario muy disperso y que comienza a aparecer cuando empieza el camino de piedra que conduce al interior del barranco.

badajoz 57 nueva
Foto 5.- Tunera con su fruto

Hacia la derecha del camino nos llamó la atención una serie de casas de piedras empotradas en la roca de la montaña, ya las habíamos visto en otros senderos por la zona de Anaga pero éstas nos parecieron muy pintorescas y que, junto a otras más dispersas y lejanas, le dan un especial colorido al paisaje campestre de esta región.

388 nueva
Foto 6.- Casa aprovechando la roca

A las 09:21 hs. pasamos frente a una casa que al igual que todas las que encontramos por este camino, en su parte delantera se pueden observar las parras de uva blanca y fuera un letrero que indicaba "FINCA CHAMOCO".

390 nueva
Foto 7.- Nombre de esta región

Por los documentos estudiados en la fase de preparación de la excursión sabíamos que este era el nombre que antiguamente tenía este lugar en el que se encuentra el Barranco de Badajoz, ya estábamos casi a la entrada del barranco y decidimos hacer un alto para desayunar, que ya con tanto caminar teníamos hambre. Terminamos a las 10:20 hs. y continuamos el camino que se va estrechando a medida que se avanza hacia el barranco. En esos momentos.... en el silencio de la mañana.... se oyen unos tiros, nos paramos... para determinar el rumbo de donde venía el sonido y de pronto.... vemos a un hombre con un conejo en la mano que salió de detrás de unos arbustos, ¡¡menudo susto nos llevamos!!, luego nos tuvimos que reir. A lo lejos vimos a su compañero con una escopeta de caza, los saludamos y seguimos camino para entrar en el barranco a las 10:50 hs.

Nos paramos un rato para observar la belleza del lugar. Es impresionante el paisaje, parece que entras en el paraíso terrenal. El canto de las aves alegra el lugar. A la derecha se puede observar un cartel que indica "La Ruta del Agua" y las canales conductoras del agua extraída de las entrañas de la montaña a través de diversas galerías.

54
Foto 8.- Cartel del Departamento de
Hidrología, Güimar

A partir de aquí transitamos por un camino empedrado que luego lo continúa otro de tierra, por el que te vas adentrando en el barranco, rodeados de una impresionante flora; donde se puede encontrar el brezo junto a la falla, la rosa silvestre, helechos musgos y una serie de pinos dispersos junto a otras plantas de la Laurisilva; es como si aquí se juntasen plantas de diversos tipos de ecosistemas.

badajoz 27 nueva
Foto 9.- A la entrada del barranco
de Badajoz

398 nueva
Foto 10.- Algunos ejemplares de
Brezo.

badajoz 13 nueva
Foto 11.- La presencia del helecho
se hizo notar.

397 nueva
Foto 12.- Algunos musgos proliferan
sobre las rocas.

417 nueva
Foto 13.- Buscando las galerías de
agua y casetas.

A lo largo del camino mirábamos a derecha e izquierda para ver si encontrábamos las nueve casetas que encierran las galerías de agua que se encuentran a lo largo del barranco, en ese momento nos paramos porque oímos el ruido del agua y buscando hacia la izquierda encontramos la primera, justo debajo de la cueva del Cañizo, desde abajo semeja una cara, donde la boca es la entrada de la cueva. Una de las muchas leyendas del lugar cuenta que esta cueva era muy frecuentada por el Mencey de Güimar.

La galería que encontramos -que tiene el nombre de galería de Acaymo- tenía la puerta cerrada y en su puerta pintada la cara de un ángel, sacamos fotos y vídeos para luego seguir nuestra búsqueda.

421 nueva
Foto 14.- Galería de Acaymo

Hacia la derecha y siguiendo el sonido del agua un poco más arriba del camino encontramos otra de las galerías: la galería del Almagre, con 2900 m. de longitud y de la que sale agua que se transporta por unas canaletas que siguen la ladera del barranco. Esta puerta está cerrada con un candado y cubierta de rosa silvestre, por lo que tuvimos que tener mucho cuidado para no pincharnos.

423 nueva
Foto 15.- Canales con tubos para
transportar el agua

Bajamos de nuevo al camino y seguimos nuestra búsqueda con toda la tranquilidad que nos daba este ambiente tan armónico. Siendo ya las 11:15 hs. nos encontramos también a la izquierda con la galería Chamoco -la más larga de Badajoz, con 4,086 m de longitud y cubierta de maleza. El día se presentaba un poco nublado. Más adelante -por la propia ladera izquierda- nos encontramos con la galería de Cañizo. Entramos y vimos la maquinaria oxidada empleada por los mineros durante sus trabajos en la galería El interior estaba tan obscuro que tuvimos que encender la lámpara que llevábamos en la mochila para sacar algunas fotos de contraluz a la entrada.

445 nueva
Foto 16.- Galería de Cañizo

444 nueva
Foto 17.- Maquinaria oxidada

A las 11.45 hs. continuamos adelante hacia el final del barranco que cada vez se hacía más estrecho hasta cerrarse y encontrarnos con una pared de más de 10 m de altura por la que se podría escalar teniendo los preparativos que nosotros no llevábamos en esta ocasión, esta parte está cubierta de maleza.

448 nueva
Foto 18.- Final del barranco de
Badajoz

En esta zona es increíble la paz que se respira; ya desde la mitad del camino se respiraba armonía, que era como que no te das cuenta del tiempo transcurrido y como que te vas revitalizando y el cansancio ya no está. Yo lo noté, porque al inicio de la caminata -desde el pueblo- venía muy baja y como arrastrando los pies y después de entrar en estos parajes, se me hizo notorio la energía que me reanimó, para sentirme mucho mejor en el regreso.

Casi al final del barranco se encuentra la galería de Izaña; a la que llegamos a las 12:05. Su longitud total no es conocida. Es la más antigua de todas las galerías, pues sus excavaciones se iniciaron en 1912 y en la actualidad a sufrido diversos derrumbamientos. Todavía se pueden ver los raíles y el carro donde fue transportada la tierra y los escombros de las excavaciones de la galería. Con todos estos materiales que iban acumulando cerca de allí se formó una alta y grande explanada de aproximadamente 8 m. de altura y 50 m de largo por 6 m. de diámetro, que actualmente se puede utilizar para acampar. Desde este lugar tomamos fotos de los alrededores.

5
Foto 19.- Explanada de tierra y
escombros

A las 12:20 nos dispusimos a regresar y ya habíamos adelantado algo cuando me di cuenta de que las gafas de sol se me habían perdido, a esa hora Chago regresó hasta el final donde las encontró dentro de la maleza. No se como las pudo ver. Nos causó mucho que todas las galerías las encontramos por la ladera izquierda en la ida por lo que en la vuelta nos dedicamos a explorar un poco la ladera contraria.

430 nueva
Foto 20.- Explorando el lado
contrario

Y así fue que encontramos escondida entre la vegetación otra de las galerías no vistas antes, abandonada, de unos 70 m. de largo. Un poco más adelante -cerca de la entrada- descubrimos una que tiene; además de la galería, dos cuartos de máquina, un albergue y además de otra planicie. Ésta es la galería de Aceviñó, de unos 2275 m. de longitud. En ella se pueden ver además los depósitos del agua y las canales por donde se transporta esta fuera del barranco.

badajoz 39 nueva
Foto 21.- Galería de Acebiñó

badajoz 44 nueva
Foto 22.- Depósitos del agua

A las 13:40 hs. preparamos condiciones para hacer un descanso y almorzar. No nos habíamos dado cuenta de que no habíamos tomado ni agua en todo el recorrido por el barranco.

badajoz 51 nueva
Foto 23.- Almuerzo

Después, mientras Chago y Eric hacían una colecta de higos pico, yo me tendí a lo largo en el suelo. Me sentía tan bien allí, que cuando terminaron y me llamaron, no me quería levantar. Me hubiese quedado eternamente allí, tumbada, en contacto con aquella tierra.

badajoz 52 nueva
Foto 24.- En completa armonía
con la naturaleza

No obstante haciendo un gran esfuerzo me incorporé y continuamos camino hacia la salida del barranco a las 14:10 hs. Llegamos al camino a las 14:20 y a la carretera TF-27 a las 15:00 hs, aproximadamente. Ya cuando estábamos llegando cerca de la carretera, vimos pasar la guagua que venía desde Izaña y se dirigía hacia Güimar. Por 5 minutos la perdimos; así que no nos quedó más remedio que volver hacia el pueblo a pie; al que llegamos a las 15:40 hs.

63
Foto 25.- Regreso al pueblo

Preguntamos a un señor que estaba frente a una casa conversando con un amigo por la estación de guagua y se nos brindó para llevarnos hasta allí. Resulta que vivió muchos años en Uruguay y nos confundió con sus paisanos, pensó que éramos uruguayos. Allí en la estación de Gúimar esperamos hasta las 16:05 que era el horario en que salía para Santa Cruz la ruta 121 que hace un lindo recorrido por una parte del litoral de la zona sur de la isla de Tenerife.

Deseamos que hayan pasado junto a nosotros un rato entretenido y los exhortamos a que si se les presenta la ocasión, no se pierdan de visitar este lugar maravilloso y lleno de leyendas; ya que no hay nada, como la propia experiencia para sacar nuestras propias conclusiones.

Hasta la próxima en que entraremos en algunos detalles, tanto de su geografía como de algunas de sus leyendas; por lo interesante que resulta este tema.

2 Comments:

Anonymous sanxenxo said...

Siento tener esta ignorancia desde mi persona, pero yo me imaginaba a Canarias un poca mas fea y mas arida. La verdad es que habeis recorrido lugares increibles, que me hacen pensar en visitar las canarias alguna vez...

12:07 PM  
Blogger Berenice said...

Holaa.... Gracias por tu amable comentario; nuestro objetivo es ese, que se conozcan estas hermosas islas; vale la pena visitarlas y disfrutar de sus paisajes.


Saludos Berenice y Santiago.

7:32 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home